Hallan muerto oficial de la Policía en su vivienda - Informe Real

Breaking

4 nov. 2018

Hallan muerto oficial de la Policía en su vivienda

Resultado de imagen para Hallan muerto oficial Policía en su viviendaUn capitán de la Policía, padre de 16 hijos, fue encontrado muerto en su residencia del sector Los Ríos en el Distrito Nacional, sin ningún signo de violencia.
El oficial Domingo Bueno Espinal tenía de dos a tres días fallecido cuando el mal olor alertó a los residentes de la calle I, quienes llamaron a la Policía, presentándose una patrulla en la casa número 50, a las 2:20 de la tarde, la cual alertó a sus superiores y luego derribaron la única puerta de la habitación donde vivía el oficial, encontrando el cadáver desnudo sobre una cama.
A las 4:49 de la tarde llegaron los peritos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses y a las 5:33 levantaron el cadáver para realizarle una autopsia, pero el patólogo Jairo Medrano y el fiscal César Minyety certificaron que el cuerpo no tenía signos de violencia y su arma de reglamento estaba en el lugar.
La habitación donde vivía el capitán de la Policía, al fondo de la calle I, estaba repleta de radios y televisores y otros objetos electrónicos al parecer en proceso de reparación, pegados a ambos lados de las paredes y el radio cargado de la institución del orden estaba conectado al servicio energético.
Dos de quienes fueron sus hermanos, Juan y Teresa Bueno, dijeron que el capitán Domingo era hipertenso desde hacía varios años y en varias ocasiones ellos le habían reclamado que no viviera de esa manera.
Algunos de sus hijos, entre ellos Maridonely, mientras esperaba a los forenses, que hacía cuatro o cinco días que había conversado con su padre un técnico de radio de la Policía desde el año 1988 cuando ingresó a esa institución como raso, cuando llegó procedente del municipio de Jarabacoa, provincia La Vega y en la actualidad trabajaba en el departamento de comunicaciones los sábados.
Su vecino, el teniente retirado de la Policía, de apellido Alcántara, confirmó que ambos tomaban la misma pastilla para la presión y que en ocasiones se facilitaban un sobre hasta que el otro consiguiera dinero para comprarlas.
Dijo, además, que tenía informaciones de que el capitán Domingo Bueno había suspendido las pastillas por un té que le habían recomendado que tomara.
Otras personas residentes en el lugar dijeron que la última vez que hablaron con Domingo fue el jueves, cuando entraba a su residencia, a quienes comunicó que tenía dos o tres días que estaba afectado de una gripe y que esperaba que en el próximo ascenso, en el mes de febrero del 2019, lo hicieran mayor de la Policía.
Un apunte:
Los agentes de la Policía que acudieron al lugar  no arrestaron a ninguna persona para investigarla con relación a la muerte del oficial, debido a que no encontraron ningún signo de violencia y los residentes del lugar dijeron que Domingo no tenía problemas con nadie.
Por: TOMÁS VIDAL RODRÍGUEZ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario