Bony de la Cruz, quien vivía en la calle Proyecto casa sin número del sector Hong Kong del barrio Salomón Jorge en Montecristi, murió de un infarto agudo al miocardio y desnutrición de acuerdo al diagnóstico preliminar de la doctora médico legista Elizabeth Tejeda, quien levantó el cuerpo sin vida de ese joven.

El fallecido que era nativo de la ciudad de San Fernando, sufría de trastornos mental, las autoridades le entregaron el cuerpo sin vida a sus familiares quienes en las próximas horas le darán cristiana sepultura en el cementerio municipal de Montecristi.

 Por Santos Vásquez.